Secciones
PARTICIPACIÓN Participación: un derecho de todos

Dando cumplimiento a los principios de la democracia participativa, la Administración Local impulsa la continuidad de programas y proyectos en favor de la construcción de cultura ciudadana, desarrollo de iniciativas y bienestar colectivo.

En San Cristóbal se llevarán a cabo tres proyectos centrados en estos principios: el primero hace referencia al apoyo de iniciativas comunitarias bajo el modelo distrital Uno más Uno= Todos, Una más Una= Todas, que tendrá una duración de siete meses, cuyo objetivo es fortalecer la participación ciudadana ejecutando obras menores, o desarrollando proyectos e iniciativas de carácter social, que hacen énfasis en el tema de participación desde 12 líneas entre las que se destacan: formación en cultura, deporte, derechos de las mujeres y de otras poblaciones que habitan en la localidad.

Cabe destacar que se puede acceder a esos beneficios a través de una persona jurídica, llámese ONG o Junta de Acción Comunal, y el monto aportado en insumos y servicios será hasta de $8 millones. Los postulantes deben ceñirse a la metodología propuesta, la cual contempla fases de estructuración, selección, ejecución, control y evaluación, y sostenibilidad y empoderamiento territorial.  La Alcaldía Local espera que la puesta en marcha de este plan se traduzca en potenciar las ideas  que surjan de la comunidad en favor de la ciudadanía.

El segundo proceso está orientando a la formación ciudadana mediante un diplomado, cuyo propósito es reforzar las prácticas de personas o colectivos que hacen veeduría ciudadana y desean mejorar su labor de evaluación y seguimiento a la ejecución y el control social de la gestión de la Administración Local, Distrital y Estatal.

Participación1

Los contenidos del diplomado siguen los lineamientos del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal (IDPAC) y la metodología de selección de los beneficiarios contiene criterios de priorización que se darán a conocer en la convocatoria, sin embargo, las exigencias mínimas son: saber leer, escribir, ser habitante de la localidad, tener disponibilidad de tiempo, contar con los recursos para el transporte y cumplir las exigencias académicas con la universidad  que impartirá la capacitación. De igual forma, no existe límite de edad y  la disponibilidad de  cupos es de 200 personas. La fase de entrenamiento es de  5 meses, 120 horas, de las cuales, 10  son prácticas, dado que el estudiante debe realizar un trabajo en el territorio demostrando los conocimientos adquiridos. Una vez cumplidos los requerimientos se entregará la certificación del diplomado expedido por la universidad y la Alcaldía Local.

El último proyecto corresponde a la dotación  de las Juntas de Acción Comunal. El alcance de esta iniciativa es suministrar los elementos de tipo tecnológico como: video beam, computador, impresora, escritorios, tableros, sillas y mesas, previamente solicitados acorde con los lineamientos del IDPAC. En esta vigencia se dotarán  más de 60 Juntas de Acción Comunal, teniendo en cuenta que requieren modernizar sus equipos y enseres en aras de contar con herramientas adecuadas  para la valiosa labor que desarrollan en la localidad. Para entregar este equipamiento el contrato de comodato debe contener la solicitud previa de la JAL mediante oficio y los criterios de validación de los lineamientos exigidos por el IDPAC, con lo cual se obtendrá el aval del Alcalde Local.  

La Administración conserva la misma línea presupuestal que viene del 2017, no obstante, en el 2018 tenemos un porcentaje diferencial  que tienen que ver con dos componentes: el primero son los tres proyectos mencionados anteriormente con los que se busca agenciar la Política Pública de Participación;  y el segundo, relacionado con la adecuación y remodelación de los salones comunales como herramientas para vigorizar la dinámica local en materia de convocatoria y concentración de las personas. El  proyecto tienen más de $2.500.000 millones, un rubro importante que se aportará a la intervención a cargo del área de infraestructura para estudios, diseños, vialidad y  potencialización  de otro tipo de espacios como auditorios y cocinas.

En conclusión, la Alcaldía Local orienta sus esfuerzos a que los objetivos se cumplan simultáneamente, tanto la adecuación de los salones, como la entrega de dotaciones, con el fin de  reconocer la importancia de las iniciativas de la comunidad, y el valor de tener residentes mejor formados que puedan evaluar un plan de desarrollo, que entiendan de lenguaje técnico para que puedan desempeñarse como ciudadanos más responsables y éticamente comprometidos con San Cristóbal y el ejercicio de lo público. Recordemos que la participación de los habitantes del territorio es un derecho esencial que garantiza el ejercicio democrático y la gestión de una ciudad y una localidad para todos.

Últimas Noticias | de Cada Categoría

Descarga
Nuestra App

En ella encontrarás el periódico Cuarta Voz y sitios de interés y turísticos de tu localidad.

Descarga Nuestra App